fbpx
Coolhunting en el mundo de la moda

Coolhunting en el mundo de la moda







El Coolhunting se trata de identificar los primeros atisbos de transformaciones en la sociedad, analizar el porqué de ellas, y anticiparse a las tendencias del mercado.
El trabajo del cazador de tendencias en el Coolhunting es adelantarse a las preferencias que el usuario va a querer satisfacer. Se diferencia del estudio del mercado, en que este analiza el comportamiento actual del consumidor, y aquél predice el futuro de sus necesidades. Tiene que tener la capacidad de pillar esas tendencias que serán las más utilizadas la próxima temporada.

Skills que debe poseer el profesional del Coolhunting

-Investigación de historia y sociología de la moda.
-Analizar con criterio al mercado y sus estereotipos.
-Ser observador y detallista, atento a lo novedoso.
-Identificar las amenazas y riesgos del mercado.
-Conocer nuevos nichos de mercado para desarrollar productos y servicios para ellos.

Moda vs. tendencia en el Coolhunting

Moda es una costumbre delimitada en tiempo y espacio, generalmente en un país o ciudad, y de corta duración. Se ve influenciada por factores económicos, sociales, psicológicos o políticos.
Tendencias son convergencias de un gusto colectivo que, aunque llegan a caducar, tienen una duración de popularidad mucho más larga, y ganan poder con el tiempo, a medida de que más personas se hacen partícipes de ellas.
Algunos ejemplos de macrotendencias 2021 pueden ser: sostenibilidad en la moda, cosmética cruelty free, comida gluten, sugar, lactose free; vegan, storytelling en redes sociales, reivindicación de los derechos de las minorías.

El ciclo de vida de una tendencia en el Coolhunting

Las marcas innovadoras lanzan al mercado una moda, la cual es adquirida rápidamente por los early adopters, tales como influencers, celebrities y bloggers de moda. Las masas copian esta moda, y se vuelve mainstream, en lo que puede ser la cúspide de un producto. Seguidamente, las marcas vuelven a lanzar otra moda, y los early adopters desechan la primera, por no estar a la vanguardia.

Según literatura sociológica, las tendencias descienden desde la punta de la pirámide del estrato social, hacia las clases menos adineradas. En países con un capitalismo más desarrollado, la clase media, el segmento más amplio de la población, es quien marca la pauta de las tendencias de consumo.

Este ciclo se está haciendo cada vez más rápido, agotando peligrosamente los recursos naturales, y explotando a la fuerza de trabajo textil.

El coolhunter, un perfil fundamental para las empresas y profesionales de la moda

Las distintas empresas de moda, así como sus profesionales, sacan sus ideas para sus colecciones de una gran cantidad de fuentes, como puede ser el trabajo que hace su competencia, ya sea otra marca u otro diseñador. Pero, la tarea del coolhunter es fundamental para poder crear esas líneas de productos que van a hacer que todos los usuarios quieran llevar la prenda que la empresa ofrece.

El coolhunter en el mundo de la moda es mucho más que el que analiza cuál va a ser el comportamiento de los usuarios. No solamente tiene esa labor, sino que además es el encargado de poner por escrito de forma clara cuál será el comportamiento y qué comprará el usuario para proporcionarlo a la empresa, para que esta lo pase a sus diseñadores y creen diseños actuales, adecuados a la necesidad del usuario.

Todo se reduce a eso. Tan simple y tan complicado como adelantarse a unas necesidades y preferencias que el usuario va a querer satisfacer.

¿Como funcionan las tendencias en el Coolhunting?

Las tendencias juegan un importante papel en el mundo de la moda y en el coolhunting, por lo que entender como funciona y el modo en que se utilizan resulta esencial.

En la moda, una Tendencia se puede definir como “El conjunto de cambios que ésta sufre durante un período de tiempo”; además de esto… aquello que es moda-tendencia una temporada puede ya no serlo en la siguiente. Las tendencias se refieren a “lo último” o a “lo más nuevo” y por ejemplo puede ser solamente <<nuevo>> para la generación de compradores que se perdieron la ‘tendencia’ la primera vez.

Un punto importante en el Coolhunting, es que las tendencias no tienen por que ser de temporada. La década de los 90’s vio el inicio de una forma de vestir más informal, o sea una tendencia que continua hoy en día. Otras en cambio, se originaron en las propias tiendas, duran un período de tiempo muy limitado y luego desaparecen casi tan rápido como llegaron.

Estos distintos periodos de vida de las tendencias se conocen como ciclos de tendencia. Un ciclo de moda vendrá determinado por el número de personas (<<adoptadores>>) que compran una determinada línea de productos y por el tiempo que se requiere para que desaparezca o muera por sí mismo. Para que algo se convierta en moda, debe ser aceptado por parte de los clientes compradores; es decir, -Aunque un diseñador o una tienda de venta al detalle intenten forzar determinado estilo, sí éste no tiene compradores no se podrá hablar de tendencia-.

Las etapas de una tendencia de moda

Podemos distinguir cinco etapas diferentes para la mayoría de las tendencias de la moda:

  1. Introducción. Cuando los primeros usuarios empiezan a usarlo, el artículo está en su fase de introducción.
  2. Crecimiento. Cuando se incorporan más personas, normalmente el mercado más joven, el producto comienza a volverse popular.
  3. Pico. En su apogeo, la prenda es usada por la mayoría de la población y está disponible en todos los puntos de venta del mercado.
  4. Decadencia. Los consumidores más jóvenes ya no lo ven como tendencia, y el producto se encuentra solamente en las tiendas que sirven al mercado de las generaciones mayores.
  5. Obsolescencia. Cuando el artículo está caducado y los comercios lo rebajan sustancialmente para liquidar sus existencias.

Suscríbete a nuestros Planes de Asesoría en Patreon

Suscríbete a nuestros Planes de Asesoría en Patreon

Cabe mencionar que muchas de las tendencias de la moda actual pueden tener sólo tres fases: la introducción, el pico y la obsolescencia debido a la llegada de la moda rápida. Las tendencias que quedan obsoletas tan rápidamente se denominan modas pasajeras.

Lo difícil es predecir la duración de una tendencia de moda concreta. Que una tendencia de moda se convierta en un clásico o sea una moda pasajera depende de los clientes y de su disposición a adoptar el estilo y de cuánto lo disfruten.

¿Quién lidera y quién sigue la moda en el Coolhunting?

Los líderes son los que impulsan un nuevo artículo de moda, pero una verdadera tendencia dependerá e los seguidores para consolidarse.

Existe una difusión de las Tendencias, que conciben 5 tipos de personas-consumidores de moda:

  • Innovadores: Se trata de aquellas personas que adoptan un nuevo estilo o artículo de moda antes que otros clientes. Pueden o no influir en que otros adopten el estilo, pero en todo caso crean una conciencia sobre el mismo y proporcionan su exposición visual inicial. Se sienten mucho más seguros socialmente que el resto y están mucho más interesados en la moda que la mayoría.
  • Adaptadores tempranos: Los adoptadores tempranos consolidarán determinado estilo de moda. Ejercen gran influencia sobre las personas de su grupo social, pero se mantienen dentro de las normas sociales de un grupo. Pueden también adoptar una versión ligeramente modificada de un estilo después de que los innovadores empiecen a recibir la atención de los demás. Este grupo resulta crucial para introducir las corrientes dominantes de las tendencias.
  • Mayoría temprana: La mayoría temprana no se lo piensa mucho antes de comprar y observa a los más modernos y estilosos para tener una guía. Son influenciables por los anuncios y los medios de comunicación, pues es importante tener buen aspecto y ser bien aceptados entre los que les rodean.
  • Mayoría tardía: La mayoría tardía es mucho más escéptica sobre las <<últimas>> modas y se toma su tiempo para convencerse de que algo <<se lleva>>. Sin embargo, no renuncia a formar parte del grupo y, en consecuencia, acabará siguiendo a la multitud. Suele tener gustos más tradicionales y a menudo proviene de las capas socioeconómicas más humildes.
  • Rezagados: Los rezagados observan a los vecinos y a los amigos. Buscan la comodidad y no están interesados en ninguna tendencia. Tienen miedo a endeudarse, por lo que son los menos indicados para crear tendencia.

Tendemos a definir a los miembros de los 2 primeros grupos como <<agentes del cambio>> o <<comunicadores de las innovaciones>>, es decir, aquellas personas que contribuyen a hacer avanzar a la moda. Los que pertenecen al resto de grupos son <<seguidores de la moda>> y pueden observar a los otros para guiarse.

¿Cuánto duran las tendencias en el Coolhunting?

Moda pasajera

Este tipo de modas van y vienen rápidamente, a veces en una temporada y en ocasiones en cuestión de semanas. Puede haber varias razones para que determinados diseños tengan este comportamiento. Puede ser que las piezas sean difíciles de llevar y combinar, que requieran un tipo de cuerpo concreto para el look perfecto o que los colores y diseños sean demasiado excéntricos y no favorezcan a todo el mundo.

El crecimiento de las redes sociales y de los influencers es una de las principales causas de las modas fugaces, lo que ha provocado un aumento del número de tendencias y ha reducido su longevidad, con numerosas consecuencias negativas.

Antes del auge de las redes sociales, la gente solía fijarse en las películas, los famosos y las revistas de moda para establecer las tendencias. Este grupo de inspiración era minúsculo, y el acceso de la gente a ellos era cuidadosamente seleccionado, lo que limitaba la exposición a posibles nuevas tendencias y ralentizaba los ciclos de la moda.

Sin embargo, el crecimiento de YouTube y, más recientemente, de los creadores de Instagram y TikTok, ha dado a casi cualquier persona la capacidad de influir en las masas en los últimos 15 años aproximadamente. Ahora, cientos de miles de potenciales creadores de tendencias pueden llegar a millones de personas rápidamente y sin esfuerzo.

Tendencias

En el mundo de la moda, una tendencia se describe como una dirección amplia en la que algo está evolucionando o cambiando y, por tanto, indica la popularidad de un tipo de estilo o prenda de vestir en particular. El ciclo de una microtendencia de la moda suele durar entre 3 y 5 años, pero las macrotendencias suelen durar entre 5 y 10 años.

Las macrotendencias son estilos que relacionamos con décadas concretas, como las hombreras de los años 80, las faldas de cintura caída de los años 20 y los vaqueros de campana de los años 70.

Hay tendencias socioculturales que plantean cuestiones sobre la evolución de la sociedad, y luego hay megatendencias como la individualización o la urbanización. Estas tendencias están relacionadas de alguna manera, pero las megatendencias son las más duraderas, con una duración de entre 30 y 50 años.

Las tendencias de la época se convierten en pilares de la mayoría de los armarios y son casi todo lo que se puede comprar en las tiendas. También se aplican a las longitudes de las prendas, como las faldas y los vestidos (hasta la rodilla, midi, maxi, mini, etc.), la forma de los vaqueros (bootcut, slim, acampanados, etc.), los estilos de las camisas (entalladas, oversize, etc.), las formas de las chaquetas (bomber, moto, blazer, etc.). Las tendencias se mantienen durante un largo tiempo porque suelen ser favorecedoras y la gente se siente bien con ellas y les gusta llevarlas.

Clásicos

La moda clásica se define como los artículos que pueden resistir el paso del tiempo y quedar bien en prácticamente todo el mundo, independientemente de la edad, la década o la tendencia actual.

Por ejemplo, la gabardina, la camisa abotonada, la falda recta a la rodilla, el cárdigan de cuello redondo, la chaqueta de cuero y los estampados, como el de leopardo, son clásicos de la moda que han existido durante mucho tiempo y en muchas encarnaciones. Cambian un poco con cada década, pero son reconocibles al instante y generalmente se pueden encontrar siempre en las tiendas.

Las joyas clásicas incluyen diamantes, piedras preciosas y perlas. Suelen pasar de generación en generación y se convierten en reliquias.

Enamorados de la moda juvenil

John Savage ha investigado y mostrado estos aspectos en su libro Teenage, La invención de la juventud. Esta obra, que se centra en el nacimiento y el desarrollo de la cultura juvenil, se refiere al estilo como un elemento irrenunciable, simbolizado en la vestimenta (además de la música).

La ropa pasó de ser utilitaria para definir al joven en su mundo. Esto es lo que, según Savage, contribuyó a crear el material estético de las primeras subculturas, a veces cerradas, auténtica cantera para los promotores de nuevas modas y tendencias adaptadas posteriormente al consumo de masas.

Teddy boys, beats, mods, hippies, skinheads, punkies, grunge… Todos y cada uno de ellos fueron apareciendo desde la década de los cincuenta del siglo XX. Y cada tribu, tendencia, movimiento o «secta» llevaba incorporada siempre una estética que la convertía en reconocida y reconocible.

Ya en 1964 Tom Wolfe, representante estrella del llamado Nuevo Periodismo, describía este fenómeno de los estilos juveniles en su reportaje The hair boys. “Después de la Segunda Guerra Mundial –escribía Wolfe– varios grupos de jóvenes californianos empezaron a apartarse del sistema racionalizado de empleo y a crear sus propias esferas de estatus.

La Creación de las Nuevas Modas

En todos los casos se esmeraron por crear nuevas modas, prendas que significaran un rol, que simbolizaran sus nuevos estilos de vida. Estos fueron los beats, las pandillas de motociclistas… y más tarde, los rockers, los sufers y, por supuesto, los hippies”.

Tom Wolfe también escribió en su momento sobre los mods de Londres, un colectivo especialmente devoto de la moda, en sus Crónicas de la Era Pop:
“Se trata de un estilo de vida muy definido, basado sobretodo en la ropa, la música, los peinados… Es el estilo de vida lo que les hace únicos, no el dinero, el poder, la posición, el talento o la inteligencia”.
Esta aparición permanente de modas como manifestación de la presencia de los jóvenes en la sociedad mantiene una estrecha relación con los rasgos o cualidades de la «mente adolescente» (una edad que técnicamente se prolonga hasta los 24 años). Según Daniel Siegel, profesor de psiquiatría de UCLA, existen cuatro características diferenciadas que los define:
  1. Búsqueda de novedades, de probar algo nuevo y diferenciarse de lo anterior.
  2. Implicación social, creando grupos de iguales, donde surgen relaciones de apoyo: la pandilla, la tribu…
  3. Mayor intensidad, mayor vitalidad e impulso emocional: Descubrimiento del amor… y el odio.
  4. Experimentación creativa, con la adopción de nuevas ideas y nuevas estéticas con las que representar su mundo.

En esta etapa de exploración creativa sin complejos, prejuicios ni cortapisas, es donde aparecen, amén de otras manifestaciones, las modas más innovadoras. Cuestión que la industria ha sabido aprovechar con habilidad y es indispensable en el ámbito del Coolhunting.

Ciclo corto, ciclo largo en el Coolhunting

Esta explosión de la moda juvenil ha derivado cada vez más en una moda de alta velocidad, que busca un tiempo de respuesta breve y rápido. Son las microtendencias, con productos más baratos, casi de «usar y tirar», con unos ciclos cada vez más cortos, para que todas las semanas, como en Zara, haya cosas nuevas en las tiendas.
Por otro lado están las modas de más largo recorrido. Las macrotendencias suelen ser diseños más funcionales y cómodos que tienden a durar más, ser de más calidad y más caras. Un lustro como mínimo para que se pueda amortizar la prenda en cuestión.
Este ciclo largo en el Coolhunting transcurre más lentamente porque va asociado a estilos de vida más consolidados, no dependientes de los dictados de la industria y de los medios de comunicación de masas. Está orientado a un consumidor más maduro que responde a una visión mucho más personal y libre de la moda. Un sector cada vez más ajeno e independiente de los dictados del universo de la moda.
Afortunadamente, como sostiene Gilles Lipovetski, después de haber vivido épocas de modas obligatorias, hemos entrado en la era sugerente y ligera de la moda abierta. Aunque sigan existiendo muchos adolescentes convertidos en fashion victims.

¿Cómo identifica el profesional del Coolhunting esas tendencias?

Como decimos, el profesional que cumple esta labor usa su formación, conocimiento y habilidad para captar aquellos comportamientos de los usuarios que pueden ser de alguna forma relevantes, además de basarse en estudios de mercado sementando a la hora de realizarlos por grupos demográficos, por lo general, según la edad de los usuarios.

Si bien podemos encontrar a este perfil en otros sectores, lo más habitual es encontrar al coolhunter en el mundo de la moda, que aglutina al 90% de los expertos en coolhunting de nuestro país.

La necesidad de las marcas de moda de adelantarse a su competencia y de ser ellas las primeras en sacar a la venta una determinada prenda, ya sea un pantalón o una camisa con un determinado diseño o color, hace que la profesión del Coolhunter esté cada vez más demandada en nuestro país.

¿Qué hay que estudiar para ser un profesional de Coolhunting en el ámbito de la moda?

Hoy en día, formarse como coolhunter ofrece numerosas oportunidades de encontrar el trabajo ideal en el sector de la moda. De hecho, son muchas las empresas que han incluido este perfil en su plantilla.

Especializarte con un curso en coolhunting permite ampliar las competencias y habilidades para identificar los estilos emergentes en el mundo de la moda y potenciar la venta de productos y servicios en las marcas del sector.

¿Cuánto cobra un coolhunter?

La mayor parte de los profesionales del Coolhunting se dedican a realizar sus actividades por cuenta propia, es decir, venden sus estudios e informes a las empresas que lo requieran. Sobre ello, hay empresas que llegan a pagar una cifra entre los 7.000 y los 15.000 euros aproximadamente. Aun así, hay sectores en los que es preferible contratar a largo plazo este/a profesional para asegurar el contacto constante con las novedades del sector.

El coolhunter es una profesión en vías de expansión y aplicable a distintos ámbitos del consumo. Por lo que, es difícil concretar con detalle el salario que recibe un cazador de tendencias. Además, la remuneración puede variar en función de la empresa, el horario, la experiencia y la formación adquirida de cada profesional.

Fuentes:

letroupeblog.com

esdesignbarcelona.com

ieperiodismo.com

thetechfashionista.com

coolhuntermx.com

rodrigolalonso.blogspot.com

Contáctanos

Importancia del Coolhunting en el mundo de la moda
Importancia del Coolhunting en el mundo de la moda
Spread the love

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Twitter
Instagram
WhatsApp ¿Hablamos por WhatsApp?