fbpx
Marketing en la Industria de la Moda

Marketing en la Industria de la Moda







El marketing de moda o conocido en la industria, como “fashion marketing”, es el proceso relacionado con la gestión de la producción, comunicación y distribución de productos del rubro de la indumentaria y los accesorios. Es que el marketing de moda no solamente incluye la comercialización de prendas de ropa, sino también de sombreros, zapatos y joyas, que ayudan a mejorar el estilismo personal.

De este modo, la industria del marketing de moda comprende desde la selección inicial de los diseños que se van a producir, hasta la presentación de los productos al cliente final. Así, las marcas de moda son responsables de este proceso con el objetivo de incrementar las ventas y optimizar la rentabilidad del negocio. Todo, a partir de la búsqueda de la satisfacción de las necesidades del cliente.

¿Cómo funciona el marketing en el sector de la moda?

Podríamos ver que la mayoría del marketing de la moda consiste en el trabajo de equipos grandes que puedan abarcar el país en donde se desarrolle la marca o incluso en el mundo. Las más grandes casas de moda tienen grandes equipos de marketing en la mayoría o en todas las capitales de moda como son París, Milán, Nueva York y Londres para asegurar que la imagen que estén retratando sea la misma en cada uno de los ámbitos.

Además, al entender en qué consiste el marketing en el sector de la moda y encargarse de este puesto laboral se asume la idea de estar abierto a las nuevas funciones y responsabilidades.

Encargarse de eventos especiales, listas de invitados, trasladar los mejores elementos de una colección para mostrarlos a los editores y mucho más. Todo esto lo puede llevar a cabo la misma persona que deberá estar atenta y preparada para llevar a cabo las funciones asignadas.

El marketing de la moda es muy visto por todos los seres humanos y más los que estamos estrechamente relacionados con las redes sociales y con distintos programas por cable. Todos podemos conocer marcas como Carolina Herrera, D&G, Ray Ban, Nike, Adidas y otras gracias a las estrategias de mercado que utilizan para poder brindarnos sus productos y las últimas tendencias de la moda.

¿Cómo se desarrolla el marketing de moda?

En el desarrollo del marketing de moda, se debe tomar en cuenta el análisis de las tendencias de marketing, la identificación y creación de oportunidades en el mercado de la moda, el establecimiento de estrategias de comercialización, los tipos de ventas a llevar a cabo, y el desarrollo y la consolidación de la empresa de moda.

En efecto, en la gestión del marketing de moda:

  • Se profundiza la investigación de mercado, a través de focus group y entrevistas.
  • Son utilizados datos de seguimientos de ventas (como una de las herramientas de comercialización).
  • Se efectúan seguimientos a los distintos medios de comunicación.

Como consecuencia, todos estos elementos permiten determinar las preferencias de los clientes y crear un plan de diseño y marketing digital de moda adecuado.

Para que esto suceda, una de las principales implicancias en el marketing de moda es tener un amplio conocimiento de la industria. Asimismo, conocer al 100% el producto ofrecido y las clases de clientes que tienes.

Pero más allá de las diferencias de clientes, en la gestión del marketing de moda, desde una perspectiva comparativa con el marketing tradicional, siempre la propuesta de valor se trabaja de forma diferente. De esta manera, a la hora de empezar una marca de ropa, debes contemplar que todo cliente compra con un alto factor emocional para reafirmar su identidad y estilo.

Este conocimiento previo permite al sector moda trabajar acciones de marketing de moda centradas en el usuario, como conversar directamente con los clientes en un espacio físico u online. Es importante que ellos se sientan atendidos, escuchados y representados.

Al igual que en cualquier tipo de marketing, el marketing de moda tiene que empezar desde el “painful”; es decir, desde la carencia y dolores de sus potenciales clientes para crear productos innovadores.

Pero a medida de que los especialistas en marketing de moda consideran los puntos débiles (“painful”) y las motivaciones de sus consumidores, también deberán pensar en los cambios estacionales y cuándo es el mejor momento para lanzar la siguiente temporada.

¿Qué objetivos persigue el marketing de moda?

Las marcas de moda tienen que abrirse paso entre los miles de impactos que recibe un consumidor cada día a través de múltiples canales, desde los tradicionales a los digitales, y adaptarse a la rapidez con que se mueven las tendencias y el cambio en los gustos y las demandas de los consumidores. Para lograr un buen posicionamiento y garantizar la competitividad de una compañía dedicada a la moda es necesario contar con profesionales que conozcan el sector en profundidad y sean capaces de manejar las herramientas de marketing más adecuadas para cada formato y ocasión.

Con esto en mente, los profesionales del marketing de moda serán los encargados de:

  • Realizar un análisis exhaustivo del mercado en el que participan con un producto.
  • Trazar la identidad de una marca.
  • Planificar e implementar campañas de marketing para lograr los objetivos fijados.
  • Determinar los precios y canales de distribución más adecuados.

Este esfuerzo estratégico y creativo se convierte en una de las claves para lograr el impacto en el consumidor, diferenciar la marca y conseguir que sus productos sean atractivos e incrementen las ventas, haciendo que una empresa logre la rentabilidad. En palabras de Harriet Posner en su libro Marketing de moda, esta herramienta es “el puente que salva el vacío entre lo intangible de la moda y la realidad concreta de los negocios”.

Ventajas del marketing en el mundo de la moda

Mejor posicionamiento de marca

Gracias al Fashion Marketing y a las técnicas que se aplican, las empresas podrán alcanzar un mejor posicionamiento de marca  y  la visibilidad en el mercado mejorará.

Mejora de la comunicación

Las estrategias de comunicación aplicadas tanto en redes sociales como en la web hará que esta mejore, llamando así la atención de los consumidores y obteniendo una mayor notoriedad, fidelidad e incrementos de las ventas.

Tráfico web de calidad

La mejora de la comunicación trae consigo un tráfico web de calidad, ya que mediante una publicidad y comunicación efectiva se atraerá a los clientes que realmente tengan interés, es decir, los potenciales.

Impactar en masas

Aunque la moda suele distinguirse por personas con gustos distintos (diferentes targets), cuando la comunicación es efectiva se vuelve masiva, por lo que todas las personas, independientemente de sus preferencias, conocerán la marca.

La comercialización de la moda, un terreno que sigue en auge

Para entender en qué consiste el marketing en el sector de la moda se debe hablar de la comercialización, puesto que esto ayuda a que el negocio se expanda y llegue a muchas más personas.

Líneas de difusión, cadenas de tiendas especializadas, almacenes y otros utilizan la herramienta del marketing digital y de todo tipo de una manera o de otra con el objetivo de crecer en el mercado, aunque respetando su mensaje personal acorde a las características demográficas de la marca que representa.

Al mismo tiempo, el trabajo de equipo en lo que se refiere al marketing y a las ventas asegura que el público pueda entender sólidamente a la marca y sus intenciones.

Dichas intenciones o mensajes estarán llevadas a cabo por el CEO o el director creativo de la empresa y será trabajo del equipo de marketing hacer lo que ellos decidan en todos los aspectos de la línea, el diseño de prendas de vestir o los accesorios, como en las campañas de publicidad y en los precios ideales.

Puntos a tener en cuenta

Entender a la marca

Un aspecto a tener en cuenta es entender a la marca. Esto es conocer sus orígenes y ver cómo la podemos enfocar al cliente para que le genere un alto valor. También es importante identificar los atributos de marca, sus ventajas, además de posicionar bien la marca y generar una buena experiencia transmitiendo los valores.

Storytelling

Es importante que la marca tenga algo que contarle a las personas, ya que una marca sin historia hace que los usuarios no se interesen por ella y le parezca irrelevante.

Gracias al Storytelling los usuarios podrán sentirse identificados con la historia e incluso conmoverse por ella, generando una mayor afiliación.

Estudiar al mercado

Se deben saber cuáles son las preferencias que tiene el mercado para que la marca pueda ofrecerlas y satisfacer necesidades.

Se realizan estudios muy profundos con distintas técnicas de investigación (cualitativas y cuantitativas) para poder darle un buen enfoque a los productos y que tengan éxito.

Definir el segmento

Hoy en día los usuarios tienen gustos, personalidades y necesidades diferentes. Es por esto que se debe segmentar el mercado agrupando a los consumidores similares y hacer una distinción entre ellos para ofrecerles exactamente lo que quieren y satisfacerlos mejor.

Además, definir segmentos también tiene beneficios para la empresa, ya que se asignarán mejor los recursos y se identificarán mejor las oportunidades que surjan en el mercado.

Comunicación digital

Imprescindible el uso de herramientas de comunicación digital.

Pero, lo primero que hay que tener en cuenta es en qué medios o redes sociales debe de estar nuestra empresa en relación con el target. Para saber esto tenemos que entender nuestro público objetivo, ya que por ejemplo, no vamos a tener presencia en Facebook  si la red social favorita es Instagram.

Hay que tener presencia en todas aquellas que use el público objetivo, para poder aplicar el marketing viral y así darnos a conocer y conectar antes que la competencia.

¿Qué estrategias de marketing funcionan?

Con el fin de que veas gráficamente en qué consiste el marketing en el sector de la moda, te quiero hablar de las estrategias de marketing que más funcionan. Y es que se pueden llevar a cabo muchas acciones, pero está comprobado que existen algunas en concreto que funcionan mejor que otras.

Una de las estrategias de marketing de moda más extendidas es la de ofrecer descuentos y promociones. La vemos a diario y en el entorno digital cada vez se ven más cupones descuento. Esto atrae a la gente porque tienen la sensación de que se están perdiendo una oportunidad de oro.

Optimizar la experiencia del usuario es otra estrategia de marketing de moda. ¿A tu cliente le cuesta buscar las prendas que quiere? ¿El proceso de compra es muy completo? Entonces lo perderás casi con total seguridad. Busca que el proceso sea lo más sencillo posible.

También se puede trabajar el marketing de contenidos. El contenido es el rey de esta era digital, por lo que se convierte en fundamental la generación de contenido de calidad. Personaliza tus post, hazlos creativos e interesantes para los usuarios.

Usa las redes sociales de tu target

Un correcto manejo de las redes sociales permite promover las marcas de moda y fortalecer el marketing de moda, a través del mejoramiento del servicio al cliente, el incremento del tráfico al sitio web; y por supuesto, el aumento de las ventas.

Es importante que, dentro del proceso del marketing de moda de tu empresa, consideres escoger los mejores canales de comunicación digital. Siendo así, necesitas saber qué plataformas son apropiadas para tu negocio de moda y cuál es la mejor vía para llegar a tus clientes. teniendo en cuenta los canales digitales de su preferencia.

Entonces, puedes evaluar potenciales acciones de marketing de moda a desarrollarse en Facebook, Instagram o TikTok. En este último caso, como afirma Laura Figueroa, emprendedora y docente:

“Para detectar si una tendencia en TikTok es apropiada para tu nicho de mercado, es importante que pases tiempo utilizando TikTok y viendo los videos, al menos 15 minutos por día en la sección ‘Para ti’ y ‘Tendencias’, para ver qué es lo que realmente sucede, qué es lo que las personas están queriendo ver (…). Por otra parte, puedes revisar diariamente cuentas referentes de tu nicho, para inspirarte y darle tu toque personal; y añadir los contenidos a favoritos. Por último, busca la música más popular en TikTok en la sección de ‘Tendencias’; o puedes aprovechar Tokboard, una herramienta gratuita externa y podrás ver la música que es tendencia o en qué nivel de popularidad se encuentra”.

Trabaja con influencers

Al emplear esta estrategia se deben elegir influencers que tengan afinidad con la marca y que sea afín con los productos que esta ofrece. Esto es muy importante, ya que podrían convertirse en la imagen de la marca.

Además, al trabajar con influencers se  le dará más visibilidad a la marca, ya que puede llegar a segmentos de mercado en los que previamente no se tenía presencia.

Valor agregado

Ofrece a través de tu marca algo que solo podrán encontrar ahí. Es decir, innova con los estilos y la forma de presentar las colecciones para exponer algo único a los consumidores

Promociones

Hacer uso de los descuentos y promociones, sobre todo en tienda online, hará que la marca de moda tenga más alcance, a través de internet la verá más gente, y si es con una promoción resaltará y estará en el foco de atención de los consumidores.

Eventos

Crear eventos o participar en ellos es una gran oportunidad para mostrar los artículos al público y que vayan conociendo la marca.

Además, hay que aprovechar bien las fechas a la hora de mostrar las colecciones. Las fechas famosas para sacar colecciones de ropa son las de Primavera/Verano y Otoño/Invierno, ya que los usuarios estarán más susceptibles a la compra y podrían aumentar las ventas de la marca.

Propuestas de Marketing de Moda orientadas a las Redes Sociales

  • Puedes hacer crecer tu negocio dentro de la industria de la moda por medio de distintas propuestas de marketing de moda orientadas a las redes sociales, como las que aquí te enumeramos:
  • Personalización en la comunicación para cada canal digital.
  • Creación de contenido de marketing de moda exclusivo para Instagram.
  • Gestión de contenido de moda en Instagram empresas para medir la performance y conocer mejor a tu consumidor.
  • Generación de una estrategia de marca de moda con influencers para los diferentes canales digitales. Según un informe de Statista, las redes sociales se han convertido en vías de comunicación por excelencia, que incluso han permitido el surgimiento de nuevas profesiones digitales, como el caso de los influencers. En simples palabras, este perfil profesional involucra a promotores de marca. Estos son fundamentales, a la hora de establecer nuevas estrategias de marketing digital; particularmente, en Latinoamérica. En efecto, tanto Brasil, así como Argentina, se posicionan como los dos países con mayor cantidad de influencers. Así, según este estudio, entre ambas nacionalidades existen más de 10 millones de influencers.
  • Implementación de campañas de marketing de moda en Facebook para generar tráfico y conversión en tu sitio web utilizando Facebook Ads.
  • Realización de un plan estratégico de marketing de moda para vender en Instagram Shopping. Como afirma un análisis de Forbes, las compras en línea son acciones cotidianas dentro de las rutinas de las personas. Es que comprar en línea se ha vuelto una de las opciones más practicadas por los usuarios. Estos han abandonado la opción de comprar bienes o contratar servicios a través de tiendas físicas y eligen hacerlo a través de plataformas de e-commerce. Como resultado, las distintas redes sociales están adaptándose, en los últimos años, a través de distintas herramientas, que les permiten potenciar aún más aquellos recursos vinculados con la venta online.
  • Investigación de una gran audiencia, formada por datos demográficos y de intereses orientados a la moda.
  • Elaboración de contenido viral y publicidad de marketing de moda en TikTok.

Marcas deportivas, a la vanguardia del marketing de moda

Una de las estrategias populares entre las firmas de moda es ligar su marca a la imagen de una persona famosa o relevante en su profesión. Desde actores y actrices hasta deportistas. Por ejemplo, Chanel apuesta por artistas de varios rubros para ser sus embajadoras. Los rostros de actrices como Keira Knightley o Kristen Stewart están íntimamente ligados a la casa de modas francesa, pero también se apuesta por músicos, modelos y artistas de distintas disciplinas.

Entre las marcas deportivas se observa una estrategia que liga el esfuerzo personal y el éxito vital, pero también la defensa de causas sociales con un impacto trascendente en la sociedad. Un ejemplo es el que protagonizaron importantes marcas como Nike y Adidas, que decidieron significarse para apoyar abiertamente al movimiento Black lives matters (“Las vidas de los negros importan”) y condenar el racismo.

Este tipo de acciones son un ejemplo de cómo generar un impacto emocional en el consumidor, una vinculación con la marca que va más allá de la estética, convirtiendo la decisión de compra en una muestra de aprobación de sus valores. Estas estrategias de marketing muestran la importancia de comprender las necesidades y deseos del consumidor, pero también el contexto social y económico en el que una marca se desenvuelve.

15 Tendencias en marketing digital de moda

1. E-commerce

Puede parecer obvio. Las compras online cada vez ocupan más margen de la tasa de ventas de las empresas. Muchos siguen prefiriendo el método físico pero la comodidad que supone la adquisición de prendas por internet, está ganando terreno. Las ventajas de no tener que desplazarse, de no esperar colas, de ver toda la gama de producto que hay a disposición del cliente (como un escaparate masivo), de comprobar la disponibilidad, la guía de tallas, los materiales, etc.

Claro que el incremento de compras en el plano digital era ya un hecho conocido (aunque ahora más en vigor, con justificación) pero, el fenómeno que realmente está gozando de protagonismo es la venta a través de smartphones. Si quieres poder competir en este terreno, la clave está en el desarrollo de una ‘app’. Sabemos que plantea una gran inversión que muchos no pueden asumir pero el reembolso y resultados estarán garantizados. Eso sí, el diseño y funcionalidad son fundamentales para la experiencia de compra del usuario y, por consecuente, tu éxito. De otro modo recibirás el efecto contrario.

2. Marketing de influencers

El negocio de la influencia es una de las mayores inversiones de la estrategia de marketing y comunicación de una marca. Siempre hemos necesitado referentes en los que fijarnos a la hora de vestir. Antes eran las celebrities, después las bloggers, las ‘it girls’ y ahora, las influencers. ¿Por qué ocurre esto? Aunque seguimos necesitando personajes a través de los que obtener inspiración, ver las diferentes maneras en las que estilizar prendas o servir como aspiración, necesitamos algo más terrenal. De ahí que se entienda que la evolución hacia estos gustos por iconos, vaya hacia la cercanía. Un influencer crea una conexión emocional con sus seguidores, una comunidad, un deseo y sobre todo, una motivación: «Esa podría ser yo».

Suscríbete a nuestros Planes de Asesoría en Patreon

Suscríbete a nuestros Planes de Asesoría en Patreon

Aquí es donde se hace más relevante que nunca la figura del microinfluencer. Más cercano aún si cabe, con un público en categoría de nicho, mucho más reducido pero mucho más comprometido. Estos seguidores tienen gustos más definidos. Es decir, todo esto significa que las acciones que emprenda una marca con este tipo de prescriptores serán de mayor efectividad.

3. El vídeo

En la actualidad, es el formato predilecto. Las diferentes fórmulas que se pueden aplicar a este tipo de contenido son infinitas: making ofbackstage, desfiles, tutoriales, entrevistas, cortos…Las ventajas creativas dan un resultado mucho más impactante. Los vídeos entretienen más que una imagen. Son más reales y dan más sensación de cercanía. Además, son más útiles e informativos.

Gracias a las posibilidades tecnológicas de hoy, todos dispones de un dispositivo que permita realizar filmaciones sin necesidad de mucha inversión. Lo importante es una buena idea, una buena ejecución y tener algo que contar.

El vídeo marketing también engloba otra de las tendencias más exitosas (sobre todo, durante esta cuarentena), el live streaming. Instagram y otras aplicaciones se han llenado de directos en los  que participan marcas o personajes relevantes con el objetivo de entretener. Un método muy eficiente para interactuar con los seguidores, crear una mayor comunidad y una mayor tasa de fidelización. Hay que tenerlo presente por su rentabilidad.

4. Inbound marketing

Esta categoría se ha desprestigiado en demasía. Los cambios en el comportamiento de los consumidores han revertido la situación, siendo ahora una de las mejores opciones por su carácter no invasivo. El inbound marketing es la vía con más porcentaje de obtención de leads. A través de sus diferentes clases, las empresas consiguen información sobre sus clientes, engagement, difusión, visibilidad y una alta tasa de acción.

Dentro de esta tipología podemos utilizar el blog, los vídeos de marca, la newsletter o contenidos exclusivos y descargables, como el acceso a venta privada, los descuentos por suscripción, la invitación a eventos, etc. Así, podrás ampliar tu base de datos (ayuda para tus futuras estrategias de marketing) y consolidar una comunidad de clientes fieles.

5. Social media

Hace años que los departamentos de marketing y comunicación de las empresas decidieron centrar la mayoría de sus esfuerzos en las redes sociales. El éxito de estas plataformas es real. Algunos de sus beneficios son: 1. Dan la opción a las marcas de formar su propia imagen, más cercana y personal 2. Permiten estar siempre presente en la mente de tus consumidores 3. Son propensas a la difusión de contenidos 4. Aumentan la visibilidad 5. Posibilitan la comunicación bidireccional (contacto directo entre la empresa y los clientes) 6. Crean una comunidad.

¿Cuál es la novedad? Observamos dos tendencias:

  1. La omnicanalidad: aunque las marcas privilegien las plataformas mainstream como Instagram, Youtube, Facebook o Twitter, estás están saturadas. No significa que no funcionen, ¡Claro que si!, pero no debemos remitirnos solo a ellas. Hay muchas más opciones que todavía están por explotar como Pinterest, Snapchat, Google Plus, foros, blogs…Debemos aprovechar todas las vías de comunicación que tenemos a nuestra disposición. No te alarmes. Estarás pensando que es demasiada inversión de tiempo y dinero. Tranquilo, Puedes reciclar los contenidos que generes en uno de estos canales y emitirlo en los demás, con su adecuada adaptación
  2. Social e-commerce: Instagram, Facebook o Pinterest ofrecen la posibilidad de montar tu propia tienda dentro de la plataforma, con anexión a tu web oficial. Este hecho no solo mejor la tasa de venta o los ‘clics’. El feedback que produce es una fuente de información sobre tu audiencia. Indica qué productos funcionan mejor o cómo puedes mejorar la experiencia de compra, entre otras cosas.

6. Personalized Shopping

Como ya hemos mencionado, el comportamiento de el consumidor ha cambiado. Ahora no basta con la adquisición de un producto. Las personas quieren una experiencia, un plus. Se desea un producto único y especial, que contenga un significado emocional. Los profesionales del sector se han dado cuenta de esto y por eso se ha introducido la opción de personalizar los productos. Muchas empresas ya han implementado esto, tanto en el rango del lujo como en el fast fashion.

Aunque aún no está muy extendido, la posibilidad de poder diseñar o customizar prendas da mucho valor a una marca. Conseguimos conectar con el usuario y hacerle entender que es importante.

7. Revivals

La moda es cíclica. Cada año se recuperan tendencias de década anteriores, adaptadas al tiempo actual. Eso, unido a la condición emocional de los seres humanos, hace que la nostalgia sea un factor decisivo a la hora de definirse vistiendo. Queremos recordar nuestra niñez, o momentos felices de nuestra vida. Los guiños al pasado están triunfando más que nunca. Las marcas lanzan productos que se retrotraen a estas épocas (normalmente coincide con la generación de diseñadores o compradores de mayor grueso). Series, películas, grupos de música, movimientos…Lo sentimental vende.

8. Diversidad

Aunque esta tendencia se ha venido implementando cada vez más en el último lustro, es a partir de los últimos acontecimientos ocurridos en Estados Unidos (la retransmisión a nivel mundial del ‘Black lives matter’) cuando ha conseguido despegar e introducir el cambio real. El consumidor desea que las marcas tengan responsabilidad social, que aporten algo a la comunidad. No solo en lo que respecta al medio ambiente y los derechos humanos. Las empresas tienen que plasmar la cultura inclusiva y sumarse a ella. Tener como modelos o embajadores a personas pertenecientes a todo el espectro de colectivos y minorías. Son muchas las causas que apoyar: feminismo, body/beauty positive, igualdad racial, colectivo lgbt+, personas con algún tipo de discapacidad…

Todo el mundo es único, bello y merece las mismas posibilidades. Es hora de que las marcas actúen. El cambio a la inclusión total debe llegar.

9. Empatía

Lo que los consumidores buscan es conexión, y hoy en día más que nunca las emociones están muy presentes en el mercado. Así, no es sorprendente que las empresas apuesten por una mayor empatía con sus clientes y que se esfuercen por ponerse en su lugar y pensar qué sienten y necesitan. Cuando la audiencia se siente atendida y mimada por una marca, esta se vuelve relevante en sus vidas.

10. Comercio local

La pandemia ha repercutido de manera muy negativa en multitud de comercios locales, más que en los grandes imperios empresariales. Como resultado se ha llevado a cabo un redescubrimiento del comercio local y un apego por los pequeños negocios; esos que tienen cara, nombre y apellidos, igual que el cliente. Además de la parte humana, estas tiendas suelen ser más respetuosas con el medio ambiente, factor fundamental en la decisión de compra para algunas generaciones de consumidores.

11. Valores corporativos

Ya que acabamos de mencionar a estas generaciones de consumidores que compran aplicando criterios éticos, la importancia de los valores que tenga una empresa es vital. Así pues, la trazabilidad y la transparencia son principios fundamentales que se deben ofrecer a los clientes, y son de hecho una tendencia de marketing de moda que cada vez va a cobrar más fuerza.

Primeramente, los consumidores tienen derecho a saber de dónde vienen los productos y por qué cuestan lo que cuestan. Y de igual modo se debe establecer un diálogo eficaz con los proveedores, en los que recae un peso importante del origen del producto.

Por otro lado, las marcas deben ser transparentes y sinceras en lo que respecta a cómo y cuándo recogen información personal. Además, estos datos se deben usar para mostrar anuncios que aporten valor a los clientes. También hay que tener en cuenta que se debe dar a los usuarios el control de sus datos. 

12. Optimización de la comunicación interna

Las RRSS son una mina de beneficios, pero hay que vigilar muy de cerca los resultados que se están logrando y a los que se quiere llegar. Por tanto, hay que medir muy bien todo lo que aportan, el nivel de engagement conseguido, el alcance, la frecuencia con la que se pretende publicar contenido, las plataformas más útiles y que más están rindiendo, etc.

No tiene sentido subirse a un tren si no nos va a llevar a buen destino, y con las RRSS sucede algo parecido. Hay que saber perfectamente qué plataforma es la óptima para la empresa en concreto y hay que realizar informes constantes de su recorrido, más aún si la marca es nativa digital.

13. Eventos híbridos

El marketing ha ido encontrando maneras de adaptarse a esta nueva forma de vivir que tenemos ahora, en la que en cualquier momento se pueden cancelar eventos. No solo eso, estos deben ajustarse a los reducidos aforos que se deben respetar actualmente, por lo que la capacidad de asistencia es menor que antes. Estos dos factores principales llevan a pérdidas de beneficios, que en ocasiones son bastante acusadas.

Sin embargo, la solución a esto podrían ser las experiencias phygital, término inglés formado por physical y digital. Este es un nuevo modo de concebir los eventos prepara la organización de estos para cualquier contratiempo que pueda surgir. Y, por otro lado, permite que quienes no consigan estar en persona o se encuentren lejos, puedan seguir sin ningún problema la experiencia.

14. Realidad virtual y metaverso

Sin duda una de las más grandes tendencias de marketing de moda en la actualidad. Desde que el creador de Facebook anunciase el lanzamiento del universo meta, esta va a ser una de las estrategias fuertes en la que las marcas de moda van a concentrar sus esfuerzos. A esto se suma la realidad virtual, que desde hace poco tiempo ha empezado a inundar la industria textil.

El futuro ya no está tan lejos como las películas de ciencia ficción de hace décadas lo imaginaban. Ahora ha llegado, y las distintas realidades virtuales en conjunción con el metaverso van a producir cambios a gran escala, aparte de un lenguaje de comunicación totalmente nuevo. La tecnología punta no solo va a cambiar nuestro modo de consumir, también nuestro modo de vivir. Hay que saber leer el aire du temps y adaptarse.

15. Traducción publicitaria

Atrás quedaron esos tiempos en los que se adaptaba un contenido de una marca a otro idioma y ya está. En un mundo cada día más conectado y en el que los consumidores quieren sentirse seducidos y atendidos, la traducción publicitaria se demuestra fundamental. No basta con trasladar un mensaje; hay que transmitirlo, y para ello debemos aplicar creatividad y no traducir literalmente.

Es decir, el traductor publicitario debe crear de nuevo esa publicidad, sirviéndose de la base que tiene en el idioma original. Para ello, tendrá en cuenta el sentido y el tono del texto en lengua A, pero aplicando las fórmulas que sepa que se ajustan más no solo a la lengua B en sí, sino también a su cultura.

Fuentes:

euroinnova.edu.es

crehana.com

unir.net

seomaniak.com

itrend.es

Contáctanos

Marketing en la Industria de la Moda
Marketing en la Industria de la Moda
Spread the love

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Twitter
Instagram
WhatsApp ¿Hablamos por WhatsApp?