fbpx
Balenciaga y el escándalo por las fotos publicitarias

Balenciaga y el escándalo por las fotos publicitarias







Balenciaga es considerada como una de las marcas de moda más populares del mundo y sus artículos de lujo son los favoritos de las celebridades y los influencers.

Pero las fotos de dos de sus últimas campañas hicieron que muchos se enojaran.

La primera fue una serie de imágenes que mostraban modelos infantiles posando con bolsos de peluche con arneses de cuero.

Dos de las imágenes mostraban a niños pequeños abrazando las mochilas.

Luego, el foco se centró en una segunda imagen de una campaña anterior que promocionaba la colaboración de la Balenciaga con Adidas.

Una de las imágenes mostraba un bolso encima de algunos documentos.

Cuando la gente hizo zoom en el texto, vieron que los documentos eran de un fallo de la Corte Suprema de EE.UU. relacionado con imágenes inapropiadas de niños.

Algo de Historia

Balenciaga  no surgió de la nada. Su fundador, el modisto vasco Cristóbal Balenciaga contaba con una holgada red de negocios en España. “Balenciaga había comenzado su carrera como modisto y empresario en San Sebastian veinte años atrás, por lo que contaba ya con una basta experiencia personal, profesional y comercial cuando llegó a París en 1936”.

La cultura española, la chaquetilla de torero, la mantilla y otros elementos de la tradición textil nacional, fueron marca de la casa hasta el año 1968, cuando el modisto se retira cerrando una etapa.

Balenciaga permanece activo únicamente en el mercado nipón, hasta 1987, cuando Michel Goma recupera la firma y lanza una línea de prêt-à-porter, que, sin embargo, no obtiene la repercusión esperada. En 1992 Josephus Melchior Thimister toma el timón e intenta elevar el tono de los diseños.

Suscríbete a nuestros Planes de Asesoría en Patreon

Suscríbete a nuestros Planes de Asesoría en Patreon

En 1997, el testigo pasa al diseñador francés Nicolás Ghesquière , que, con sólo 24 años, recibe el encargo de devolver a la marca sus característicos volúmenes escultóricos y su aire vanguardista.  A finales del 2012 Ghesquière abandona Balenciaga por descontento con la dirección . El norteamericano Alexander Wang es el encargado de sustituirle con una primera colección que recibe una acogida notable. Tras la presentación de la colección primavera-verano 2016 -la última de la era Wang-, se anuncia que Demna Gvasalia –fundador de la firma Vetements – será el nuevo director creativo de la maison.

Entre los hitos de Gvasalia, el triunfo de las zapatillas ugly –que marcaron toda una década de moda –, la reivindicación de las Crocs como calzado fashion o las maxi hombreras. Sin dejar de sorprender e innovar, Gvasalia presentó la colección primavera-verano 2022 con un desfile virtual y un capitulo especial de Los Simpson.

La reacción

Balenciaga comenzó a publicar las imágenes en sus redes sociales el 16 de noviembre.A medida que aumentaban las críticas, un tuit sarcástico de la youtuber June Nicole Lapine ganó mucha tracción y Balenciaga borró todas las imágenes poco tiempo después.

¿Quién es el auténtico responsable?

Como si de una novela de misterio se tratara, llega el momento de hablar de los principales sospechosos. Tendríamos tres implicados en el caso:

  • La propia firma,
  • La agencia North Six a la que se encargaron las campañas y
  • Los fotógrafos Gabriele Galimberti y Chris Maggio.

El primero de los fotógrafos, Galimberti, está especializado en documentales y, en sus 20 años de carrera, la de Balenciaga era su primera campaña de moda. Tras llegar a recibir hasta amenazas de muerte, el fotógrafo ha tenido que defenderse en distintos medios de comunicación para explicar que no tomó ninguna decisión sobre los objetos polémicos de las fotos, como las correas sado o el alcohol, ni tampoco fue idea suya incluir a niños. «Lo único que se me pidió fue iluminar el escenario y sacar las fotos», ha confesado.

Ahora se enfrenta a un lavado de imagen, ya que su carrera, en la que sus fotos se cotizaban entre los 2.000 y los 5.000 dólares, se ha visto salpicada y una de sus próximas exposiciones ya ha sido cancelada debido al escándalo.

Si fijamos ahora nuestra atención en la empresa contratada para la producción de las campañas, también han tenido que salir a la escena pública para defender su honor y declararse como «cabeza de turco». Su versión es que el equipo de Balenciaga estuvo en todo momento en la preparación de las fotos y que los polémicos documentos fueron alquilados a una empresa de atrezzo.

Las disculpas

Balenciaga se disculpó con sus 14 millones de seguidores en Instagram y dijo que los bolsos de osos de peluche «no deberían haber sido presentados con niños».

Dijo que había retirado los artículos de la venta y eliminado las imágenes de todas las plataformas.

El fotógrafo Gabriele Galimberti, responsable de las imágenes, también emitió un comunicado.

Según dijo, se suponía que las fotos debían imitar su conocida serie de imágenes titulada «Toy Stories», en la que aparecían niños de todo el mundo posando con sus cosas favoritas.

El fotógrafo aseguró que no tenía control sobre los modelos o productos utilizados en las fotos de Balenciaga y dijo que no eran explícitos.

Balenciaga también se disculpó por mostrar «documentos inquietantes» en la campaña de colaboración de Adidas.

Dijo que estaba tomando acciones legales contra las personas que contrató para producir las imágenes por incluir «elementos no aprobados».

Gabriele Galimberti también señaló que no participó en la sesión de fotos de Adidas.

Las celebrities afectadas

En cuanto saltó la bomba de la polémica, las redes empezaron a exigir a las musas de Balenciaga tomar posiciones en el asunto. Tres fueron las principales dianas: Nicole Kidman, que protagonizaba la segunda campaña, la modelo Bella Hadid y, sobre todo, Kim Kardashian.

Kim Kardasian es uno de los rostros que más ligados se encuentran a la firma con la que se ha unido en varias ocasiones en distintas colaboraciones. Su perfil de Instagram, con más de 300 millones de seguidores, ha servido en bastantes ocasiones como el escaparate perfecto para promocionar los diseños de Balenciaga.

La respuesta de Kim Kardashian

Kim Kardashian también fue criticada por las imágenes, o mejor dicho, por guardar silencio al respecto.

La estrella de la telerrealidad es embajadora de la marca, pero no hizo ningún comentario sobre el escándalo hasta el domingo.

En Instagram y Twitter dijo que estaba «sacudida por las imágenes perturbadoras». Aseguró que su silencio no se debió a la falta de indignación, sino porque quería hablar con Balenciaga para «comprender por mí misma cómo pudo haber sucedido esto».

Elogió a la marca por eliminar las campañas y disculparse, aunque aseguró que estaba «reevaluando» su relación con la empresa.

Pero les dijo a sus seguidores que creía que la marca entendía la gravedad del problema y que tomaría medidas para asegurarse de que «nunca vuelva a suceder».

¿El fin de Balenciaga?

Visto lo visto, muchos piensan que la famosa firma no tiene manera de remontar el vuelo. El equipo legal de Balenciaga ha puesto cifra al daño ocasionado por el escándalo: 25 millones de dólares.

Entre las medidas tomadas para que en el futuro no vuelva a repetirse una situación así, se está revisando la organización del equipo para que las decisiones creativas no cometan un fallo similar. Para ello han creado un Consejo de Imagen, que será responsable de todos los contenidos, desde su concepto hasta el resultado final, y están impartiendo clases sobre comunicación responsable en todos sus equipos. Además, se ha adjudicado una importante suma de dinero para donar a organizaciones relacionados con la protección infantil.

Por ahora, ni la retirada de las campañas, ni las demandas, ni las disculpas han surtido efecto y han aplacado la polémica. Al contrario, hay todo un boicot puesto en marcha y se ha puesto de moda en redes grabarse vídeos tirando a la basura, quemando o destruyendo productos de la marca usando el hastag #CancelBalenciaga. En TikTok estos vídeos han alcanzado más de 25 millones de visitas. Sin embargo, Kering, el conglomerado propietario de la marca, aún no se ha visto afectado y sus acciones en bolsa se han revalorizado un 22%.

Fuente:

bbc.com

vogue.es

theobjective.com

Contáctanos

Balenciaga y el escándalo por las fotos publicitarias
Balenciaga y el escándalo por las fotos publicitarias
Spread the love

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Twitter
Instagram
WhatsApp ¿Hablamos por WhatsApp?