fbpx
El Moonshot Thinking y cómo aplicarlo

El Moonshot Thinking y cómo aplicarlo







La expresión “shoot for the moon” en inglés significa “dispara a la luna”. Quiere decir que pongas el punto de mira en una meta grandiosa, por lejana o inaccesible que parezca. Aunque te quedes corto, puede que hayas llegado a la estratosfera, algo que no hubieras conseguido con los pies plantados en la tierra.  El Moonshot es esa acción radical sustantivada, un “disparo a la luna.” La idea de apostar por lo inimaginable y conseguir un éxito estratosférico. Que no te intimide lo imposible.

La filosofía Moonshot toma la realidad como algo flexible, maleable. Las cosas han cambiado antes, y pueden volver a cambiar. Hubo un momento en que la idea de desplazarse por los aires en una máquina alada hubiera parecido una locura. Ahora viajar en avión se ha convertido en algo común y corriente.

Hace unos años la luna parecía un imposible. Ahora, la humanidad no sólo ha llegado a la luna, sino que estamos tanteando la superficie de Marte. El estado actual de las cosas no tiene por qué limitar tu pensamiento creativo. El mundo ha cambiado cuando alguien se ha atrevido a pensar que podía ser diferente. A decir, ¿por qué no?

Esta frase supone:

  • Un problema imposible,
  • Una solución radical y diferente a dicho problema
  • Y una tecnología disruptiva para dicha solución

Juntemos estas tres cosas y añadámosle resolución y la firme creencia de que es posible. Ya tenemos Moonshot Thinking.

En plena carrera espacial JFK se propuso un objetivo imposible para Estados Unidos, poner un hombre en la Luna. ¿De verdad podemos hacer eso? En aquel momento la NASA se puso a temblar. En realidad, nadie tenía ni la más remota idea de cómo conseguirlo.

Kennedy resumió el ideal del Mooshot Thinking en una frase: “Elegimos ir a la luna en esta década, no porque sean metas fáciles, sino porque son difíciles”.

En 1969 el Apolo 11 llevó el primer hombre a la luna.

Moonshot Thinking es pensar que lo imposible se puede hacer y luego crear la forma de hacerlo.

Moonshot Thinking o cómo conseguir lo imposible

Se trata de una forma innovadora y disruptiva de afrontar retos o proyectos. Se trata de fijarse la luna por objetivo. Busca enfrentarse a un problema grande o un proyecto ambicioso buscando una idea radical que probablemente implique tecnología o procesos que todavía no existen.

El Moonshot es arriesgado, pero es la forma de acercarse a las ideas que cambiarán el mundo. Hablamos de INNOVACIÓN DISRUPTIVA.

Suscríbete a nuestros Planes de Asesoría en Patreon

Suscríbete a nuestros Planes de Asesoría en Patreon

Hoy, hablar de Moonshot es hablar de Google. Con su proyecto X (o Google[x]) Google es la compañía que es por esencia Moonshot Thinking. Y Astro Teller, conocido como el Capitán Moonshot, es quien dirige este laboratorio medio secreto de innovación disruptiva.

Todo empezó con el coche sin conductor. Le siguieron ideas como el proyecto “Glass”, unas gafas de realidad aumentada que reconocen el movimiento de las manos para interactuar con ellas. También el proyecto “Loon” para llevar la conexión de internet a todo el mundo por medio de globos en la estratosfera. Hasta han creado una nueva compañía que pretende encontrar cómo conseguir engañar a la muerte. ¡Hablamos de Moonshot en su más pura esencia!

¿Serán capaces de conseguirlo en esta década? ¿Quién dice que no?

No sólo va de Tecnologías Imposibles

En realidad, Moonshot Thinking no es pensar solo en tecnología. Hay que tener en cuenta que, con toda probabilidad, la tecnología que necesitarás para abordar el problema no existe todavía.

La idea es aprender a partir de un modelo de creatividad radical y luego crear la tecnología o las condiciones necesarias para llevar a cabo el proyecto.

Esta forma de creatividad fuerza a los equipos de trabajo a salir de su zona de confort (pensamiento tradicional) y encontrar nuevas vías para llegar a grandes soluciones. Para un verdadero Monnshot Thinker, no basta con encontrar una tecnología.

Se debe contar antes con:

  • Un buen equipo, que debe sentirse único, poderoso y capaz por encima de todo. La MOTIVACIÓN fomenta la creatividad.
  • Un equipo que piense que lo imposible se puede hacer posible, aportando ciencia, tecnología y mucha pasión. CONFIANZA sin límite en hacer posible lo imposible.
  • Necesidad de visión y también de ESTRATEGIA, para conseguir desarrollar el reto.

¿Por qué es Moonshot Thinking esencial para tu empresa?

Ahora que ya sabes qué es Moonshot Thinking, ¿estás empezado a ver las posibilidades que eso puede tener dentro de una empresa? La mentalidad Moonshot invita a experimentar y a perder el miedo al fracaso. Algo muy saludable para la creatividad.

Cuesta alentar a las ideas en un entorno donde los errores se pagan caro. La originalidad necesita a la incertidumbre. Hacer algo que no se ha hecho antes implica tener pocas garantías de éxito. Para destacar tienes que salir de tu zona de confort.

Eso no quiere decir que tengas que lanzarte a lo loco a cualquier proyecto sin orden ni concierto. Pensar las cosas, y planear en la medida que se pueda planear nunca está de más, sobre todo cuando arriesgas mucho. Pero cuando te enfrentas a un gran problema, las soluciones convencionales suelen ser poco efectivas.

Ahí es dónde tiene sentido pensar en términos de Moonshots, a lo grande, para dar con soluciones innovadoras y disruptivas. Ideas improbables, con pocas posibilidades de funcionar, pero que si lo hicieran, podrían cambiar el mundo.

Moonshot en el día a día de la Empresa

La mayoría de las empresas no se atreven a dar el salto a esta forma de pensar porque parece demasiado ambiciosa y arriesgada. A corto plazo no parece muy posible ver resultados positivos, pero el valor de llegar donde no ha llegado nadie reside no solo en ser pionero, sino que es la capacidad para crear el futuro.

Para Teller, existen 4 claves sobre las que las empresas deben trabajar para alcanzar esta innovación disruptiva:

  1. Crear equipos de innovación donde prime la diversidad
  2. Establecer métricas adecuadas
  3. Tener estrategias flexibles que cambien en función de la demanda de mercado
  4. Aplicar metodologías ágiles como “Lean startup” o “Design thinking”. Creatividad al poder.

Si piensas a lo grande no tendrás límites.

El clásico ejemplo: si tratas de mejorar un 10% por definición, limitas tu progreso. Si te propones multiplicar por 10 tu rendimiento, puedes llegar donde no sabías que se podía llegar.

El pensamiento Moonshot pretende incentivar a las personas a realizar proyectos clave para solucionar problemas de forma radical. Las empresas buscan profesionales con talento Moonshot.

Cómo implementar la mentalidad Moonshot a tus proyectos

Lo principal es crear el espacio adecuado para que fluya la creatividad. Un espacio para experimentar libremente, eliminando el miedo a arruinar proyectos o la propia empresa, donde las ideas más sonadas se puedan poner a prueba y ver si son sostenibles.

Para crear también hacen falta las herramientas adecuadas. Tener acceso a tecnología punta también es importante. Aunque un Moonshot acostumbra a implicar que la tecnología necesaria aún no existe, no hay motivo para limitarse. Si los trabajadores implicados en el proyecto disponen de toda clase de herramientas, pueden dar rienda suelta a la imaginación. En The Garage de Google tienen hasta máquinas de coser, aunque parezca que no vienen a cuento.

¿Qué es Moonshot Thinking sino una manera de empezar la casa por el tejado? Esta mentalidad invita a pensar en el resultado primero, y luego crear la tecnología y las condiciones que lo hacen posible.

Para deshacerse de aún más límites, es fundamental fomentar el aprendizaje multidisciplinario y el trabajo en equipo entre departamentos, para que creen juntos profesionales de distintos sectores. Nunca sabes de dónde van a salir las mejores ideas. A veces una sola persona sólo tiene una pieza del puzzle y necesita a otros para completarlo. Por eso la diversidad es clave.

Establecer métricas adecuadas y tener estrategias flexibles son importantes para hacerse una buena idea de lo que funciona y lo que no. Y, sobre todo, recordar que habrá muchísimas cosas que no funcionen, al fin y al cabo son ideas alocadas. Pero cuando las metas son tan grandes, por poco que avances, progresas.

Beneficios de aplicar el Moonshot Thinking en tus proyectos

  1. Uno de los beneficios de aplicar el Moonshot Thinking en una empresa es que permite crecer a todo el equipo que forma parte del proyecto, tanto a nivel personal como profesional, saliendo de la zona de confort. Además, se ha detectado que las personas que han formado parte de un proyecto de estas características pierden el miedo al error y se atreven a probar cosas nuevas, que es lo que permite ese crecimiento personal y profesional.
  2. Otra de las ventajas es que fomenta la creatividad del equipo, así como la motivación. Además, cuando el equipo está formado por personas que creen en sus conocimientos y habilidades, se genera un ambiente de confianza y fuerza, lo que puede llevar a conseguir lo que se creía imposible. Y, en caso de no conseguirlo, de todo el proceso se extraen aprendizajes que pueden servir para conseguir otros objetos que también conduzcan al éxito.

Aunque muchos proyectos no lleguen al objetivo planteado en un inicio, el Moonshot Thinking es una forma de alcanzar el éxito por el camino abriendo nuevos proyectos o cubriendo unas necesidades diferentes a las que querían cubrirse en un principio. Eso sí, se debe ser consecuente con lo que hay y, sobre todo, se deben establecer los límites que antes mencionamos, especialmente a nivel económico.

Ejemplos de empresas que aplican el Moonshot Thinking

Aplicar el Moonshot Thinking no es fácil, ya que no todas las empresas pueden asumir unos riesgos tan altos o no todas están dispuestas a ello. Aun así tenemos algunos ejemplos de marcas que han logrado aplicar este plan de marketing tan peculiar:

  • Google: la empresa Google se propuso crear un vehículo de conducción autónoma. Waymo, que así se llama este peculiar automóvil, gracias a una serie de sensores y un software consiguió volverse totalmente autónomo y recorrer unas cuantas millas sin conductor.
  • Impossible Foods: una empresa que se propuso crear una alimentación totalmente sostenible y respetuosa con los animales. Su idea fue crear carnes, pescados y productos lácteos a partir de plantas, lo que permitiría a las personas seguir consumiendo sus productos favoritos de forma respetuosa y sin maltratar a los animales.
  • Archinaut: es un proyecto tecnológico cuyo objetivo es conseguir una tecnología capaz de construir y ensamblar estructuras a gran escala en el espacio.

En el mundo espacial hay más ejemplos, como Blue Origin de Jeff Bezos, Virgin Galactic o SpaceX, ya que es un área en la que todavía queda mucho por descubrir y mucho por innovar.

Aplicar el Moonshoot Thinking no es fácil, especialmente cuando no se tienen suficientes recursos económicos o no se tiene acceso a la tecnología más avanzada. Aun así, este tipo de filosofía puede aplicarse en cualquier empresa, ya que se trata de marcarse un gran objetivo y, poco a poco, intentar llegar a él a través de pequeños logros.

Fuentes:

ceualumni.com

iebschool.com

cyberclick.es

Contáctanos

El Moonshot Thinking y cómo aplicarlo
El Moonshot Thinking y cómo aplicarlo
Spread the love

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Twitter
Instagram
WhatsApp ¿Hablamos por WhatsApp?