fbpx
El Visual Merchandising y su rol en el Marketing

El Visual Merchandising y su rol en el Marketing







El espectro que abarca el trabajo de marketing es amplio, singular y, en muchas ocasiones, incluso sorprendente. El concepto de visual merchandising responde a una herramienta de marketing donde el trabajo estratégico está muy presente.

Tradicionalmente esta técnica de marketing se ha aplicado, y se aplica, en el ámbito del retail con el fin de conseguir un mejor encuentro con las personas que pueden estar interesadas por los productos o servicios de una determinada marca.

El visual merchandising se encarga de mostrar la presentación de los productos en un punto de venta para maximizar la atención y atracción de la clientela. Esto no se produce de cualquier modo, sino atendiendo a la estrategia y la filosofía de la propia marca.

Para ello, se utilizan distintas herramientas y metodologías propias de esta disciplina de marketing: los espacios, el color, la iluminación, las pantallas, la cartelería, la tecnología… todo con el fin de captar el interés del público.

Aspectos Importantes del Visual Merchandising

Aromas: Los sentidos sensoriales son importantes en la experiencia de compra. Por ello, las empresas seleccionan un aroma en particular que está presente en todos sus locales e, incluso, impregnado en la ropa para que el usuario pueda identificarlo fácilmente.

Iluminación: Dependiendo de los productos de la tienda se puede buscar una iluminación distinta y acorde a la temática del lugar. Por ejemplo, las tiendas departamentales suelen tener una iluminación más dinámica, mientras que tiendas especializadas como las boutiques suelen ser más sutiles en temas de iluminación para destacar ciertos productos.

Señalética: La gráfica inmersa en la tienda tiene un componente de identidad muy importante; sin embargo, la función de guiar al cliente dentro de la tienda es también importante. Los probadores, cajas, mostradores, sección de shopping bags deben estar bien distribuidas para lograr que el tránsito sea ágil.

Cuál es la diferencia entre Visual Merchandising y Escaparatismo

En ambos casos, lo que se desea lograr es poder proyectar una imagen de marca consistente y que el comprador pueda reconocerla con tan solo ver el aspecto de la tienda, los colores, el olor, el mobiliario, entre otros aspectos.

Es por esto, que la elección de todos estos elementos deben ir acorde a lo que la marca desea transmitir a los consumidores y como quiere que la competencia también la vea. Los colores y la tipografía son aspectos que determinan el estilo de los productos, así como la personalidad que se quiere transmitir al público objetivo.

Estas dos actividades necesitan trabajar alineadas al concepto de marca. El visual merchandising lo que logra es retener al usuario en la tienda gracias a todos los elementos visuales y sensoriales e incitarlo a la compra. La clave está en crear un ambiente cercano con el cliente, que se sienta cómodo en la tienda y que regrese en el menor tiempo posible.

Por otro lado, el escaparatismo se encarga de captar el mayor tráfico posible en los entornos cercanos a la tienda. Esta acción se encarga de llamar la atención de los compradores que están a pocos metros de la tienda, y que al pasar se quedan interesados en los productos por el tipo de armado de escaparate que se encuentra en las vitrinas.

La propuesta de valor

La propuesta de valor tiene que estar identificada y poder marcar cuál es la tendencia para el consumidor y el rubro en el que se encuentra el local. Si es una tienda de ropa, el escaparate armado debe contar con la última tendencia en ese rubro y hacerlo ver como algo único.

De igual modo, locales como las jugueterías, tiendas de accesorios, de deportes, entre otras, crean un contexto en torno a sus productos y al espacio mismo en el escaparate. Mientras la experiencia que surge a partir de los productos sea más real vista desde fuera de la vitrina, el cliente entrará sin ninguna duda.

Tipos de visual merchandising

  • Visual merchandising de seducción: Se enfoca en el ambiente del producto y en la parte sensorial y psicológica del usuario, estimulando los 5 sentidos del ser humano: vista, oído, olfato, tacto y gusto.
  • Visual merchandising de gestión: Es el encargado de implementar estrategias de mercado para incrementar las ventas. Se enfoca en la gestión efectiva de las instalaciones y de los diversos elementos que la integran, enfatizando la colocación y el orden de los productos para lograr una buena imagen, así como en la administración del espacio para que exista un desplazamiento fluido por el establecimiento.
  • Visual merchandising de presentación: Se centra en la presentación del producto, su estética, y en sus elementos adyacentes, persiguiendo una presentación óptima y destacable en la zona de venta.

¿Cuáles son las funciones de un de visual merchandising?

Un visual merchandising tiene como responsabilidad crear, organizar y optimizar un espacio de venta con el objetivo esencial de aumentar las ventas de dicho comercio. Mediante la utilización de diversas técnicas de iluminación, orden y aroma, se anhela un ambiente agradable y coherente con los productos ofrecidos en cada sección física de la tienda, brindando al mismo tiempo, una experiencia plácida y grata a los circundantes de la zona.

El rol del visual merchandising en el marketing

Sin duda alguna, el principal rol del visual merchandising en el marketing es servir de nexo entre un potencial consumidor y el producto.

Esto no es nada fácil, puesto que, como sabemos, la competencia es alta y las oportunidades son escasas; por ello, se necesita atender a las variables estratégicas de cada marca. Estas guiarán el proceso creativo de una forma ordenada y coherente con los valores de cada entidad.

Suscríbete a nuestros Planes de Asesoría en Patreon

Suscríbete a nuestros Planes de Asesoría en Patreon

Para comprender bien qué es el visual merchandisingy contar con un esquema claro y conciso, debemos tener siempre presentes estos tres argumentos principales:

1.    Llamar la atención: Claramente, el objetivo principal y final de esta técnica es causar buena impresión con la puesta en escena para «abrir el apetito» de la persona dispuesta a compartir una experiencia con la marca, el producto o el servicio en cuestión.

2.    Provocar deseo: Es la forma más potente de conseguir dicha atracción. Recuerda que en marketing podemos satisfacer necesidades o provocar deseos, y en este punto la segunda opción es la ideal para cautivar al consumidor en el punto de venta.

3.    No debemos olvidar que herramientas como el visual merchandising son claves para crear marca, puesto que es una de las etapas de mayor visibilidad y exposición. Esto se debe hacer siempre atendiendo a las pautas marcadas por las líneas estratégicas de cada compañía.

Hasta dónde se extiende el visual merchandising

Esta labor se extiende desde el propio escaparate hasta la distribución de las estanterías, los productos, la señalética y demás apoyos visuales dentro de la tienda. Se busca potenciar al máximo el recorrido del cliente en del establecimiento y con ello alargar todo lo posible el tiempo de estancia en el local.

En la actualidad los principios del visual merchandising también se aplican y se transforman en el ámbito digital: los puntos de venta digitales y los comercios electrónicos son nuevos ámbitos donde aplicar este tipo de metodologías.

El visual merchadising digital trata de mostrar los productos y servicios de una forma atractiva y potenciadora de la compra. Ya no vale con tener el mejor producto, el envío más rápido o la devolución más ágil; ahora además hay que enamorar con la puesta en escena.

Ejemplos como Ikea y los showrooms de sus tiendas físicas muestran el potencial y el recorrido de esta herramienta en el ámbito del retail, pero otros como Zalando y sus «looks seleccionados» ponen de manifiesto la introducción de la disciplina en el entorno digital.

De una forma u otra, vemos cada vez con más frecuencia como el marketing, la creatividad y el diseño se ponen al servicio de entornos de venta donde el visual merchandising aparece para tomar partido en las decisiones de los consumidores.

Claves del Éxito en el Visual Merchandising

  1. Eliminar la homogeneidad. Todo lo que destaque en una tienda logrará captar la atención del cliente potencial, mientras que la uniformidad y homogeneidad hará que tu producto o tienda pase desapercibido.
  2. Transmitir la sensación de calidad y exclusividad. Cuando un producto destaca sobre los demás, generamos la sensación en el cliente de que se trata de una solución de más calidad, se deduce que el producto aparece destacado porque es mejor que el resto.
  3. Apostar por el diseño. El diseño de interiores, el escaparatismo y las técnicas de decoración comercial son claves para lograr que el visual merchandising logre sus objetivos.
  4. Aprovechar la tecnología. Las nuevas tecnologías facilitan la captación de clientes, permiten que estos puedan interactuar o dedicar más tiempo a tener contacto con el producto. Las pantallas y elementos visuales o interactivos tendrán un gran impacto en el cliente.
  5. Considerar la identidad de la marca. En toda estrategia de Visual Merchandising es imprescindible tener en cuenta la identidad corporativa, que se reflejará en los colores, las formas y los diseños. La imagen de marca o el branding empresarial debe transmitir la visión, misión y valores de la empresa. Refleja su autenticad y diferenciación respecto de la competencia.

Fuente:

esic.edu

mastermarketing-valencia.com

peru-retail.com

Contáctanos

El Visual Merchandising y su rol en el Marketing
El Visual Merchandising y su rol en el Marketing
Spread the love

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Twitter
Instagram
WhatsApp ¿Hablamos por WhatsApp?